Experiencia de [email protected]: David Jesús Albújar y Alba Martínez

Nosotros somos David y Alba, una pareja que en lugar de decidir pasar tiempo juntos yendo a la playa, dando un paseo, o cualquier otra cosa típica, decidió hacer un voluntariado con personas con TEA.

Hace dos años, por casualidad, Autismo Sevilla estaba hablando sobre el voluntariado en la Universidad donde Alba estudia, y le atrajo tanto la idea que decidió apuntarse a esta experiencia, pero antes habló con David, el cual, atraído por la idea también, decidió apuntarse.

Cuando llegamos a nuestro primer día de voluntariado en el taller no hace falta ni decir lo nerviosos que estábamos puesto que, jamás habíamos tratado con nadie que tuviese TEA y, por lo tanto, teníamos miedo de no saber hacerlo bien. Sin embargo, cuando nos presentaron a Gonzalo y Mario, los usuarios a los que íbamos a ayudar con el taller de cocina, el miedo fue desapareciendo poco a poco y rápidamente nos sentimos a gusto y muy queridos por ellos. Creo que pocas cosas llenan tanto como cuando llegan al taller y están esperándote animadamente, para empezar a cocinar.

El voluntariado es para nosotros la hora de desconectar de la rutina y estar entre amigos pasando un buen rato, por que sí, en el voluntariado hemos hecho amistad no solo con los chicos sino también con los otros voluntarios.

Espero que nuestra historia inspire a más personas a que se apunten a esta experiencia que tanto nos ha llenado personalmente. El voluntariado no es solo ayudar a un chico o una chica, sino que son buenos momentos, recuerdos y experiencias que nunca vas a olvidar.

Si estáis interesados en ser [email protected] tan solo tenéis que escribir un correo a [email protected]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *