“La Rueda que falta”

Enmarcado en nuestro Proyecto SISAAP, estamos poniendo en común buenas prácticas y estrategias ligadas a la práctica del deporte para personas con TEA. Compartimos hoy la experiencia deportiva de una de las entidades colaboradoras: Pogled, de Croacia.

En el marco del proyecto SISAAP (Sport for Increasing Socialisation and Abilities of Autistic People) – el Deporte como Herramienta para Desarrollar la Socialización y las Habilidades de las Personas con Autismo-  las entidades socias de tres diferentes Países europeos (Croacia, Italia y España) estamos poniendo en común buenas prácticas y estrategias ligadas a la práctica del deporte para personas con TEA.

La Asociación para el autismo Pogled, miembro de la Federación de Asociaciones de Autismo de Croacia, socia del proyecto, lleva a cabo desde hace varios años el programa “La rueda que falta”, un programa innovador muy reconocido en Croacia y más allá de sus fronteras por su capacidad de contribuir a la inclusión de personas vulnerables a través del deporte, por la capacidad de implicar a la comunidad local y promover el voluntariado.

Uno de los grupos socialmente más excluidos y vulnerables en nuestras comunidades son los niños y niñas con TEA. La razón de esto es la especificidad de este trastorno y de sus consecuencias en el comportamiento: la mayoría de las actividades y comportamientos que los niños/as con desarrollo típico dominan automáticamente y sin dificultades, requieren por parte de los niños/as con TEA de un largo aprendizaje paso a paso, acompañado por un fuerte trabajo y apoyo individualizado. Todavía hay pocas actividades organizadas y disponibles que respeten su forma y su ritmo de aprendizaje. Hacen falta más programas que estén adaptados específicamente a las necesidades de las personas con TEA a través de los que puedan prepararse para su inclusión fortaleciendo su independencia, su autoconfianza y su satisfacción con sus logros.

El programa “La rueda que falta” es innovador porque se adapta a las necesidades de los niños con TEA y combina el conocimiento y la experiencia de los padres de niños con TEA, así como de expertos en logopedia, monitores y educadores, terapeutas ocupacionales, kinesiólogos y profesionales de la salud.  Mediante actividades recreativas personalizadas y adaptadas (natación, gimnasia, equitación terapéutica), los niños/as fortalecen sus habilidades físicas y motrices, mejoran las habilidades básicas de comunicación y socialización y aprenden a respetar las reglas del deporte y otras normas de conducta. Estas actividades se realizan a diario en el centro de gimnasia y en las piscinas.

70 personas de 4 a 18 años participan a través de grupos formados según su edad, características individuales y habilidades actuales.

El programa se adapta a las habilidades de cada niño, y cada niño está acompañado por una persona voluntaria que brinda apoyo durante la actividad. Sin voluntarios, como han subrayado muchas veces los representantes de la Asociación para el autismo “Pogled”, el programa no sería posible. El énfasis está en el entusiasmo, una actitud positiva y estimulante para alentar a los niños a interactuar y alcanzar su máximo potencial.

Las personas que trabajan con los usuarios/as son entrenadores certificados por AutismFitness. Los voluntarios que se unen al programa reciben capacitación básica sobre cómo trabajar con niños/as con TEA.  Este programa representa un complemento a las terapias básicas y a la intervención temprana, y, a través de él, el progreso y la mejora de la calidad de vida de los niños con autismo son más rápidos y exitosos.

A través de la socialización y de las actividades recreativas de este programa, las personas con TEA logran mantener su atención durante períodos de tiempo más largos, mejorar las habilidades motoras finas y gruesas, la coordinación, la conciencia de su propio cuerpo y movimiento, así como trabajar en grupos. Estas actividades ayudan a las personas con TEA a adaptarse y hacer frente a diferentes estímulos auditivos, visuales y sensoriales en su entorno.

El programa se ha implementado con éxito durante más de 5 años y durante ese tiempo se han logrado resultados excepcionalmente buenos. El número de niños que acuden a guarderías y escuelas ordinarias, y que practican deportes y otras actividades con sus compañeros con un desarrollo típico ha aumentado. La Asociación “Pogled” cuenta con mucho apoyo de la comunidad local, tanto por parte del gobierno (local y nacional) a través de la financiación, como de la ciudadanía a través del voluntariado y de una creciente comprensión de las necesidades de los niños con trastornos o discapacidades y aceptación de la diversidad.

El resultado más importante de este programa es mejorar la calidad de vida de las personas con TEA y de sus familias. Los niños/as progresivamente se sienten más capaces de hacer frente con éxito a los desafíos de su entorno y se implican más en la interacción con sus compañeros/as. Se están logrando las condiciones para una mayor inclusión en los sistemas de educación ordinaria y de esta manera se crean las condiciones previas para una vida independiente más adelante.

Este programa es una de las formas de lograr el bienestar a largo plazo de los niños/as con TEA, que es vital para su futuro y es la base para determinar cómo pueden ser incluidos en su comunidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *