Experiencia del [email protected]: Carmen Coca

Un mes más, volvemos a compartir la experiencia de una de nuestras voluntarias. En este caso, Carmen nunca había tenido relación con personas con autismo y reconoce que ha sido una de las mejores experiencias vividas.

Hace dos años, cuando me dijeron que hacía falta voluntarios en Autismo Sevilla, me lancé de cabeza a esta aventura sin tener ni idea de qué significaba tratar con personas con TEA. A día de hoy, me alegro muchísimo de pertenecer a esta gran familia.

Es increíble lo mucho que he aprendido en los seminarios y cursos de formación, pero sobre todo de cada uno de los profesionales y voluntarios que he conocido, cada cual mejor. 

Para mí, una de las mejores experiencias ha sido el campamento de verano. Al estar tantas horas con los chicos y chicas, la conexión que se crea es tan fuerte que cuando acaba echas de menos absolutamente todo y necesitas más dosis de Autismo Sevilla.

Ahora voy a por mi tercer año como voluntaria con más ganas que nunca y deseando seguir empapándome de cada uno de los chicos y chicas, que, sin ser conscientes, nos aportan mucho más de lo que nunca podremos aportarles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *